Un mundo ambiguo, incierto, rico en matices grises

Un mundo ambiguo, incierto, rico en matices grises

Por: Dr. William Franco Gallo

35. UN MUNDO AMBIGUO, INCIERTO, RICO EN MATICES GRISES

“Hay que aprender a “disculpar ilusiones” (sin miedo en hacerlas a un lado), es el testimonio de un buscador de diamantes que nunca encontró nada. Pero salió adelante. Estamos hablando de la “resignación inteligente “; es una forma intuitiva del ser humano para ser mas OPTIMISTA, en medio de las dificultades. Es aprender a amar lo que somos, y a desprendernos – desapego - de lo que quisimos ser. Es la mejor habilidad que podemos cultivar  para adaptarnos  a la REALIDAD, y tratar de vivir mejor sin acumular frustraciones y desengaños. La ESENCIA está en saber comprender las raíces del sufrimiento. Lo dicen, los  Maestros del Zen. Entendido lo anterior se está listo para entrar a la vida feliz (instantes), enfrentando las dificultades, con total determinación y sin miedo. Todo se trata de ser muy feliz en medio de las complejidades (problemas).

El sufrimiento está cuando no alcanzamos las cosas, los retos materiales,  las metas. Por eso la felicidad no puede estar del lado exterior (éxito en el amor, dinero, reconocimiento)  sino del lado interior del ser humano. Todo lo que esté en el exterior sino se alcanza se sufre.

Gastamos mucha energía y tiempo – horas de trabajo - tratando de reconocernos a nosotros mismos, y tratando de comprender el entorno (algunos); y otro tanto se culpan a punta de azotes lastimeros (la mayoría), suplicando amor, éxito y felicidad. Por eso es importante: construir y contar con un MÉTODO propio que nos permita y/o facilite  adelantar con eficiencia un sano “análisis de contexto” de lo que vivimos, observamos, sentimos, etc.  Hacerlo en silencio (reflexión) es la clave para dar inicio a la obra, que no es mas que tener a mano un manual de ruta que permita tener mayor certidumbre al andar el camino.

El método  - a través de la mecánica -, nos permite poder construir “herramientas” de trabajo idóneas para definir la “táctica” y aplicar la “estrategia”. Es esta metodología lo que nos acepta aproximarnos mejor a la realidad en procura del conocimiento, contar con  destrezas y habilidades de mejor calidad. De estas experiencias – con paciencia – se van creando sistemas de alarma, filtros, procesos mas simplificados, que sirven para interpretar y detectar mejor la degradación de las cosas, y así poder superar mas rápido las dificultades.

Desde esta dimensión se puede entender, observar mejor las derrotas y los errores, con una mejor prospectiva, como una  inigualable oportunidad para adquirir experiencia (es el logro de mas alto valor en los procesos de construcción, exploración y explotación), para enterarnos que algo falla en la construcción del camino. Quizás es – también – el momento para esculcar situaciones subyacentes, impensables – de poca evidencia, pero de alta influencia – que son determinantes transversalmente para conducirnos por rutas que nos pueden ofrecen la debida certeza para hallar la verdad. Se trata de aruñar duro el mundo de las ideas, pensar diferente, buscar explicaciones en otras disciplinas, ir a otras salas del conocimiento totalmente antagónicas para tratar de hallar alguna explicación.

En este entendido un fracaso es la mejor noticia para revisar “el método, la táctica, la estrategia y las herramientas” que estamos aplicando. Equivocarnos es la mejor noticia que podemos tener: nos enteramos que estamos en el camino errado, que debemos probar otras rutas, que necesitamos más elementos de apoyo, más conocimientos para avanzar.

Cuando hay “pasión” (determinación), ganas, todas estas eventualidades se asumen con amor, con alegría. En el mismo fracaso está la “Energía Libre” para impulsarnos hacia adelante. En el centro – núcleo -  del problema se haya el principio (semilla) de verdad para resolver la complejidad. En el problema mismo está la solución. Hay que aprender a llegar al “centro del huracán” y moverse con el, con el fin de poder interpretar, entender, comprender mejor la situación de apremio que se vive.

La magia va en implementar  la experiencia anterior con la estrategia del HALCÓN, estar siempre en modo de observación - desde un buen ángulo, fuera del problema -, para mas adelante entrar  en función de ajustar procesos, y validando a cada momento lo que vamos aprendiendo, sin temor al CAMBIO. En un mundo de tanta volatilidad, inestabilidad e incertidumbre se hace necesario ser muy arriesgados y atrevidos sin tener temor de parecer ser ambivalentes.

El cambio  no es cuestión de todo o nada, es cuestión de más o menos. “En situaciones prácticas uno no debe aspirar a la perfección” sino en saber adaptarnos a las circunstancias (capacidad adaptativa: resiliencia), para luego  entrar a construir procesos con vocación de SIMPLIFICAR, con expectativas de verdad. Esto último es el detonante – código secreto - para construir riqueza, innovación, conocimiento. Se requiere de mucha paciencia y disciplina, como  los ROEDORES sacerdotes del Templo de la Ciencia (científicos).

En tiempos de tanta volatilidad e incertidumbre es necesario  antes de ejecutar la acción entrar en modo de: “Análisis de Contexto”: sin pena ni temor  de cambiar de posición sobre la marcha. En esta “revolución” (rápido) mas que evolución (lento) se acepta que todo está en revisión constante,  son tiempos donde se  cabalga sobre estructuras muy inestables., donde el éxito se define, se encuentra más,  en la transversalidad y la asociación que lo concreto.

Quizás lo que hoy es verdad, útil, cierto, exitoso, eficiente mañana deje de serlo.  Los sistemas cerrados se “degradan” muy fácil, y los sistemas abiertos  mutan de manera constante.  En ambos ambientes hay que estar en guardia de “resiliencia disruptiva”, revisando y validando procesos. Cualquier grado de “resistencia” lo único que se logra es crear ambientes de TURBULENCIA,

Ahora bien, en una “cultura de movilidad” constante hay que aplicar FLEXIBILIDAD para ir en busca de una mejor capacidad adaptativa. Actuar en contravía de estos principios es restarle posibilidades de viabilidad y sostenibilidad a un negocio y/o proyecto de emprendimiento.

En tiempos actuales no se vale apostarle todo el esfuerzo a un solo objetivo, hay que especular y mecer las ideas deseando varias cosas a la vez, no importa si entre ellas no existe relación, y se muestran muy disímiles. No se preocupe que todo en la base, en el origen de las cosas  son iguales y, existe relación y convergencia, como lo es: la física, las matemáticas, la biología,  la química, la filosofía,  unos y otros se relacionan, se complementan  y se necesitan para crear “simetría y belleza “ (ciencia). Lo importante es estar siempre en posición de bateo, acoplado bien en la caja esperando la mejor bola. De eso se tata la suerte: 1 - tener una excelente curva de aprendizaje (conocimiento) +  2 - estar justo a tiempo en el lugar indicado para cuando llegue la OPORTUNIDAD de la vida no lo coja fuera de base y/o distraído.

La vida se percibe muy diferente a los planes iniciales, que uno quiere ser. “El hombre planea Dios se ríe, dice una adagio Judío. La vida es incierta, igual cómo se comportan  los quarks, el universo mismo, donde se observa que la materia – masa/energía -  es relativa (existe y no existe al mismo tiempo). La vida es un caos totalmente ordenado.. La vida es: Azarosa, arisca, miserable, rebelde. Da giros imprevisibles. No existe ninguna brújula que pueda llevarnos a nuestros destinos soñados. La vida es un potro que siempre hay que domar.



Contacto

Estimado usuario, para ofrecerle un mejor servicio es indispensable que usted nos suministre la mayor información posible, medias: Largo, altura, ojo de malla, etc. No ahorre esfuerzo en hacerle saber a nuestros asesores comerciales que uso le va a dar al producto en solicitud, con el fin de nosotros ofrecerle la mejor respuesta.