La leche un demonio en el cuerpo

La leche un demonio en el cuerpo

Por: Dr. William Franco 

16. La leche un demonio en el cuerpo

El ser humano requiere de calcio, es cierto, pero existen muchas fuentes mas sanas de donde extraerlo que de la leche. Esta proteína animal esta diseñada en su bioquímica, para apoyar con decisión el desarrollo sano de la cría, labor que se adelanta a través de la hormona de crecimiento, que la contiene, en su estructura molecular. La razón natural es alentar el desarrollo sano de la cría. Una vez se surte esta etapa  el organismo de la madre vuelve a su estado natural - antes de ser preñada - , deja de producir leche.

Es importante resaltar que en los planos de la naturaleza de los mamíferos, ningún animal de este género, contiene en su dieta alimentaria la leche mas allá de su etapa de amamantamiento Debería ocurrir lo mismo en los seres humanos, sabiendo de antemano las condiciones especiales que se requieren para asimilar, digerir los nutrientes químicos que ofrece la leche.

Sobre este contexto se debe hacer saber que lactosa es el resultado de la sumatoria de glucosa + galactosa (azúcar - sacáridos), ambas sustancias deben ser separadas para ser asimiladas por el organismo. Este desglose se lleva a cabo a través de la lactasa, enzima que solo produce la cría en su primera etapa de crecimiento y desarrollo. Una vez se supera, la etapa del destete, el cuerpo de la cría deja de producir, para siempre la enzima  que descompone la lactosa.  

En esta exposición es bueno hacer saber que las etnias caucásicas (blancas), en un 75%, sufren de una mutación genética, que hace posible digerir la lactosa (leche), mas que una bondad se convierte en un gran problema potencial para los que acostumbran tomar leche y consumir toda clase de derivados lácteos (quesos, cremas, etc.). No se puede olvidar que la leche contiene una hormona de "crecimiento", diseñada con exclusividad para surtir una etapa de la vida. Alguna misión tiene que buscar ella, que hacer, dentro del organismo, cuando ya no se necesita después del destete.

De otro lado la leche pasteurizada - tratada -, que se vende comercialmente contiene, si o si, registros, trazas de glóbulos blancos (células somáticas) que llegan de la sangre. Los glóbulos blancos no son otra cosa que PUS (materia), que afecta el sistema inmunológico de los humanos. En este orden científico se puede afirmar que la leche, con su inmaculado color blanco  lleva dentro de sus ejércitos (nutrientes), infiltrados guerreros expertos en saber atacar las defensas - inmunológicas - del organismo humano, y mas aún si encuentra flancos débiles con algún desorden celular y/o molecular (células cancerígenas), el terreno se hace ideal para esparcir su misión primigenia, que no es otra que fomentar el "crecimiento", en este caso, de: complejos celulares en desorden.

El cáncer mas que una falencia genética, heredada, se activa en un 80% por las condiciones del entorno, entre ellas la dieta alimentaria, sin dejar de lado las ambientales. Una cosa es la tendencia, la línea del genoma (ADN), y otra muy diferente son los catalizadores enzimáticos que activan las mutaciones, una de ellas la leche.

La relación que se hace, afirmando, que los huesos del cuerpo son mas fuertes y saludables por el calcio que brinda la leche es falso.  La relación entre los lácteos y el calcio, como fuente ideal de nutrientes, es mas una estrategia comercial de consumo, no es verdad. El hecho que las proteínas animales estén presente en los lácteos causará un balance negativo de calcio en la gente, aumenta los niveles de osteoporosis, y de oxidación, el daño es fuerte, los riñones - filtros - se debilitan, la acides de la sangre aumenta razón por la cual el organismo se ve en la obligación de arrancar calcio de los huesos para equilibrar -neutralizar - los resultados de la ingesta de lácteos. En resumen es más el calcio que se pierde - se destruye - que el que aporta la leche.  En los infantes el resultado es dramático castiga el hierro indispensable para el desarrollo del cerebro en las áreas de la inteligencia (movilidad mental).

Los mas altos contribuyentes de las grasas saturadas - por efecto de la pasteurización - , colesterol, son los lácteos, que dejan sus radicales libres incrustados en una capa -costra - que cubre las paredes del intestino grueso - el cuerpo no los expulsa, es el germen de la obesidad y muchas otras enfermedades - falencias - dormidas. La mejor receta para un ataque al corazón - y todo su entorno - es la leche, así de simple.

Las estadísticas lo confirman y son imbatibles: Los países con más alto consumo de lácteos es donde más fracturas de cadera y mas cáncer existe. No es mera coincidencia, es una bomba letal que deja ver sus efectos a través de los años.

Lo mismo ocurre con: problemas cardiacos, obesidad, diabetes - tipo 1 y 2 -, asma, anemia, artritis, cálculos renales, todos al unísono se potencian por el consumo de leche y sus derivados. Ninguna investigación científica sería - sin patrocinio comercial de la industria láctea - anuncia que la leche es un gran alimento. La fuerza de la publicidad traslapa, oculta la realidad. De igual forma existe una amancebamiento, soterrado, entre escuelas de conocimiento y los sistemas regulatorios de salud, agropecuarios e industrial. Entre ellos se arropan, creando así un conciliábulo, incluyendo una puerta giratoria para saltar de un lado a otro en el desempeños profesional de sus competencias.  El afán no es dar a conocer la verdad sino contar con un medio para ganarse el pan.

Los sistemas que regulan - de la administración pública - son genuflexos, frente a esta realidad, mas de 300 productos dependen de los lácteos. Son el motor de la gran actividad económica mundial. Científicos de la academia, no de la industria, concluyen que la salud del ser humano puede mejorar en un 80% si se suspende la dependencia a la leche y sus derivados.

Solo los humanos toman leche después del destete materno, y peor aún de otro animal. Ningún mamífero toma leche de otro diferente a su estirpe.

También es plausible decir que muchas drogas reducen su potencial activo al entrar en contacto con la leche. El efecto curativo - tratamiento -se reduce de manera significante.

Banderillas: El que entendió, entendió, siga chupando leche como terneros recién paridos. Ahora bien, si su interés es confrontar, verificar el contenido de este artículo: Suspenda toda la ingesta de lácteos, con sus derivados, y evalúe por sus propios medios sus resultados. Espero no se sorprenda mucho. Advertencia: No insulte a los médicos, su arte apenas está en pañales, es la cenicienta de todas las disciplinas de conocimiento, ha sido la mas lenta en desarrollarse en comparación con la tecnología y otras.

Lo médicos siempre han estado mas cerca de las actividades lúdicas de la interpretación y adivinación que de la certeza. Sin un mapa genético, de la persona, es imposible llevar adelante una labor eficiente en su trabajo. Igual sucede con la farmacéutica - drogas - están mal diseñadas. Tema de otra columna.

La calidad de vida - salud - está determinado en un 80% por el legado genético, todo lo demás lo activa y determina el entorno (alimentos - ambiente).

Ampliación del tema: Dos de las proteínas de la leche, la caseína y la gammaglobulina bovina, son altamente inmunogénicas, lo que quiere decir que plantean una fuerte demanda sobre el sistema inmunitario para producir grandes cantidades de anticuerpos y complementos”.

En condiciones ideales, las proteínas de la leche no digeridas o no descompuestas y otros antígenos de los alimentos, son retenidos en el intestino y expulsados junto con la materia fecal.

“Pero en las personas con deficiencias inmunológicas, las proteínas difíciles de digerir como la caseína, son absorbidas en el flujo sanguíneo y contribuyen al desarrollo de una variedad de enfermedades relacionadas con la autoinmunidad, incluyendo artritis reumatoide, lupus, cánceres”

En resumen,  los lácteos tienen un alto contenido en antígenos que "agotan" el sistema inmunitario, haciéndolo más vulnerable a las infecciones y a enfermedades directamente relacionadas con nuestro sistema inmunológico (virus).

 



Contacto

Estimado usuario, para ofrecerle un mejor servicio es indispensable que usted nos suministre la mayor información posible, medias: Largo, altura, ojo de malla, etc. No ahorre esfuerzo en hacerle saber a nuestros asesores comerciales que uso le va a dar al producto en solicitud, con el fin de nosotros ofrecerle la mejor respuesta.