El tiempo es relativo

El tiempo es relativo

Por: Dr. William Franco

5. El tiempo es relativo

Frente a los grandes cambios que se han venido develando en el campo de la tecnología, es importante entrar a evaluar el significado mismo del TIEMPO, con el fin que se pueda medir e interpretar con otras expectativas. El asunto mayor es aprender ajustar el reloj biológico con el reloj social, sincronizarlo bien para evitar lo que se conoce como efecto jet lak.

¿Que es el reloj social (tiempo social)?: El entorno: El trabajo, la familia, la tribu, la nación, la cultura, la especie, el universo. Si no hay un ajuste debido con cada uno de ellos, es imposible que ocurra MOVILIDAD con expectativas de ofrecer certeza para poder avanzar en la vida. En otras palabras, los procesos de cambios presentarán mucha mas dificultad. Hoy en día es de obligatorio cumplimiento avanzar con decisión en estos propósitos sino la tecnología, el mundo digital destruye al individuo, lo excluye de la sociedad, y lo peor es que no existe opción, otro camino. No me cabe duda advertir que el ser humano actual tiene dentro de si una capa digital.

- El TIEMPO como tal no existe, es una creación, invención de hombre que surgió como estrategia para poder relacionarse frente a los demás de su género. Esto nos permite afirmar que el tiempo que marca las manecillas del reloj no tiene ningún parecido con lo que podríamos llamar lo tiempos de la MENTE.

- El primero se mueve en los planos de la exégesis, con un patrón de medida fijo, inmutable e invariable;  que aplica con eficiencia para situaciones concretas, como son: Cumplir una cita, marcar un record, allanar un plazo, surtir un término, un emplazamiento, etc. De resto no sirve para nada.

- El segundo - el tiempo mental (tiempo biológico) - se define interpretando antes un sinnúmero de variables y circunstancias, que se trazan y se compilan dentro de un espacio. De ese encadenamiento surgen reacciones, de convergencia, en cadena, surtidas dentro de las constantes Transiciones de Fase que explora la persona (sujeto).

En esas sinergias florece la posibilidad de interpretarse el tiempo en diversas formas con diferentes percepciones: Rápido y/o Lento.

Como se puede notar el tiempo - humano - se funda mas en los planos de la incertidumbre e inestabilidad que en un patrón de medida fijo. Siendo ellos lo siguientes:

Elementos que construyen el tiempo del hombre:

1.    Las emociones: Si su estado de ánimo está afectado (Ej.: ansiedad), el tiempo se muestra lento, si está feliz, corre rápido. Si existe motivación y pasión en lo que se hace todo tiempo es corto.

2.    Fallas en el área bioquímica del cerebro: A nivel de la sinapsis de la red neuronal se crean cortos circuitos que repercute en la calidad de la percepción. El tiempo se detiene. Ejemplo. Altos niveles de cortisona fruto del estrés, el organismo no tiene la capacidad de extraerlo.

3.    Códigos de información: Si el proceso mental muestra vacíos, dificultad en abordar al conocimiento, el tiempo se torna lento. La abundancia genera velocidad.

4.    Déficit de Atención: Dispersión en la percepción de la imagen (objeto). La mente se frena, detiene el tiempo. En procesos óptimos la velocidad se incrementa en proporción a la nitidez de la imagen. Se avanza mas rápido con mejores expectativas.

5.    Salud física: Toda enfermedad afecta los ritmos de la mente, el reloj del tiempo humano se frena.

6.    Nivel de inteligencia: Capacidad de MOVILIDAD de ir al pasado, observar el presente (realidad) y proyectarse (predecir) al futuro.

7.    El conocimiento (destrezas - habilidades): Es el ordenador de la complejidad, el piñón que permite que la cadena ruede sin sobresaltos. Con capacidad de resolver situaciones sobrevivientes de manera eficiente. Su ausencia denota lentitud, su fortaleza: velocidad.

Capacidad de intercambio de información (socializar) con los demás de su género.

8.    Cercanía del sujeto (persona) VS el objeto: Entre mas distancia exista (objeto lejos), el tiempo se torna lento, y en casos extremos, ante la imposibilidad de poder percibir (aprehender), observar, valorar el objeto, se entra en los campos insondables del no tiempo, donde no se deja tamizar, medir, cuantificar, etc.

Ejemplo: El ser humano le da lo mismo 100.000 millones de años luz que un millón. Ni siquiera las matemáticas tienen un número que lo defina, mucho menos la mente humana. Para el en su universo mental le da los mismo ambas cifras. El hombre solo puede valorar lo que pueda observar, en planos de referencia y ubicación, apoyado mínimo en dos puntos que el pueda interpretar (amasar), con posibilidades potenciales de manejar y/o controlar. Si se sale de su órbita el concepto del tiempo se diluye, desaparece.

9.    El clima: La intensidad de la luz: en tiempo de invierno y otoño, días nublosos, se percibe que el devenir del reloj es mas lento. El sol dinamiza la energía y el ímpetu en las personas. Es un efecto de la biología humana que sobresale y se registra a través de la retina del ojo.

10. Razón intuitiva: La calidad de su nivel inconsciente. Que toda la información que allí se acumula sea de óptima relevancia, con vigencia.

- Obsérvese en los numerales anteriores que en todos ellos se consigna el concepto de MOVILIDAD (desplazamiento). Siendo este apoyo el que propicia la reacción en cadena para catalizarse en las circunstancias del individuo, y marcar así las fronteras del tiempo humano.

En este orden de ideas podemos afirmar que el  TIEMPO ES RELATIVO. Y la competencia del ser humano esta en saber sincronizar su reloj mental con la realidad. Situación indispensable para poder acoplarse a todos los retos que impone hoy el desarrollo de la tecnología; ofreciendo unos cambios dramáticos en la percepción del individuo.

 

 La única verdad es el CAMBIO

- Si la persona no se adapta en debida forma a los retos que impone el PRESENTE tecnológico,  se verá abocado a que la sociedad lo excluya, en todos sus ámbitos: En el amor, relaciones sociales, el trabajo, estudio, posibilidades en logro de objetivos, etc. Lo mejor es buscar con prontitud los rincones del olvido, la zona de confort de los mediocres, la otra salida, con mejores honores es ganar el sepulcro, la muerte.

Para enfrentar este reto, no existe dos opciones, sólo un camino: Cultivar el conocimiento, crear nuevas destrezas y habilidades, desaprender y reinventarse.



Contacto

Estimado usuario, para ofrecerle un mejor servicio es indispensable que usted nos suministre la mayor información posible, medias: Largo, altura, ojo de malla, etc. No ahorre esfuerzo en hacerle saber a nuestros asesores comerciales que uso le va a dar al producto en solicitud, con el fin de nosotros ofrecerle la mejor respuesta.